miércoles, 18 de mayo de 2016

Cuentas del Concejo de Villafáfila 1575-1578

                       

Al menos desde el siglo XVI existían libros acuerdos  del regimiento de Villafáfila y de las cuentas  del concejo, pero no se han conservado, salvo los de algunos años aislados de los siglos XVII y XVIII que están depositados en el Archivo Histórico Provincial de Zamora.

En el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid (Pleitos Civiles. Taboada, olvidados, C.267-1),  en un pleito sobre el juicio de residencia, al que el corregidor de la villa, nombrado por el Marqués de Tábara, somete a los alcaldes y procurador de los años 1575-1578, se encuentran las cuentas del concejo de esos años, que nos pueden servir de ejemplo para conocer los ingresos y los gastos del ayuntamiento en el siglo XVI.

Sabemos por pleitos de principios de ese siglo que los gastos principales del ayuntamiento eran los salarios anuales del médico, boticario, escribano, alguaciles y otros oficiales, y los extraordinarios correspondientes a pleitos, pagos de puentes, etc.
Como los ingresos eran escasos se recurría a cobrar a los ganados ovejunos que pastaban en la villa, pues el ayuntamiento apenas tenía otros ingresos, pues las tierras propiedad del común, llamadas concejiles, se repartían entre los vecinos anualmente sin renta ninguna. Así se elaboró una ordenanza que obligaba a sacar los ganados a monte y a sierra en dos periodos, en invierno y en verano, con el argumento de que su abundancia perjudicaba los sembrados y las viñas. Pero permitía al regimiento dejar pastando unas tres mil cabezas de ganado cada año a cambio de una cantidad, que ascendía al principio en 8 maravedíes las ovejas y 6 los carneros en verano, y a 20 maravedíes las ovejas y 17 los carneros en invierno. Posteriormente queda fijada en 12 mrs. en verano y 22 en invierno por cabeza.

En 1565 los concejos de Revellinos y San Agustín reclaman que parte de los ingresos de este ganado que quedaba pastando, se les entregue para sus gastos, puesto que los pastos eran comunes entre la villa y las aldeas.
El regimiento de Villafáfila se niega aduciendo que los gastos a los que se dedican esos dineros son comunes:  pleitos sobre términos con monasterios y particulares, “pagar médico que a curado e cura a los vºs de la villa y aldeas y ciruxano”, gastos que vienen repartidos de la corte por construcción de puentes, fuentes, y para aderezar caminos y calzadas de lo que no se hacen repartimientos entre los vecinos para pagar estos gastos excepto “por se aver acabado el dinero que se hizo del dicho pasto, se echó un repartimº entre los vºs de la villa e aldeas ygualmente para rreparo de çierta puente”.

Según testimonios de la época “por el mes de agosto de cada un año los alcaldes e rregidores e procurador de la dicha villa an dado y dan al alcalde mayor o corregidor que a avido en la dicha villa sus quentas de todo el dinero e otras cosas que a entrado en su poder e del dinero que se haze del dicho pasto, sin que jamás los conçejos ny los vºs  de las dichas aldeas se ayan entremetido ni allado presentes al dar de las dichas quentas”.

Los  gastos fueron creciendo, sobre todo por la acumulación de pleitos y por las subidas de impuestos provenientes de la corte de Felipe II, para mantener su política europea, y no llegaba con las tres mil cabezas de ganado, por lo que obtuvieron licencia del señor de la villa para dejar alguna más, aunque las prioridades de gasto no parece que fueran  las más necesarias para los vecinos:
         “y el Ilmo Marqués de Tábara hizo merced de dar facultad para que de más de las tres mil cabezas  se acogiesen las que quisiesen y de estas sobras se hiciese un terno[1] para servicio del culto divino el qual estuviese en poder de la villa especialmente para la fiesta del  Santísimo Sacramento”.


Las cuentas se tomaban al procurador general de la villa por parte del corregidor y los alcaldes y regidores salientes y entrantes cada año. El procurador general era elegido anualmente el día de San Juan por los alcaldes y regidores salientes y se encargaba de cobrar los propios de la villa y de pagar las libranzas que le hacía el regimiento, además de hacer viajes u otros trabajos para la villa.

En el año 1575-1576 el procurador fue Alonso de Villalba:


Se le hace CARGO:

-De pasto de 3.000 cabezas de ganado de verano 36.000 mrs.
- De pasto de 3.000 cabezas de invierno 66.000 mrs.
- De penas del campo, multas impuestas por los guardas, de las que fue receptor y depositario Alonso Manso, 27.654 mrs.
- Diversas condenaciones de los alcaldes Pedro del Concejo y Hernando de Movilla a ganados y bestias que entraban en los panes, 2.153 mrs.
- Alquiler de la casa de Abacería 1.000 mrs.
- Alcabala del abacero, el tercio de mayo 4.000 mrs.
- Renta de los quiñones sobrantes de la Loma 6.800 mrs.
- Alcabala que se hizo con Alonso Manso 9.620 mrs.
- Alcabala de Lucas Hernández, carnicero, del tercio de mayo 5.900 mrs.
- De dos hornos de tejas de Pedro Farto y Pedro García, tejeros 200 tejas y 200 ladrillos 500 mrs.

Total Ingresos 159.615 mrs.

Como vemos la mayor parte de los ingresos procedían del ganado:

          - directamente 102.000 del arrendamiento del pasto (63,9%), e indirectamente de multas y condenas por entrar en sembrados que la mayoría era por ganados 29.807 (18,7%).

          - de la alcabala, impuesto del 10% al consumo que pagaba el abacero (que vendía pescado, aceite, velas, etc) y el carnicero sólo figura un tercio asciende a 9.900 junto con los 9.620 de la cuenta de alcabala con Alonso Manso, que había sido cobrador de la misma y que posiblemente hubiera quedado en demasía después de pagar el encabezamiento (cantidad fija que el Consejo de Hacienda calculaba que debían de pagar anualmente cada pueblo sobre la base de los tratos y granjería de cada lugar, y que los ayuntamiento se encargaban de cobrar a los vecinos), serían por alcabalas 19.520 (12.2%)
          - y el resto, 8.300 (5.2%) de alquilar las casas de abacería que eran propiedad de la villa, de unos pocos quiñones que después de repartir las tierras concejiles a los vecinos habían quedado sin asignar, y de permitir a dos tejeros hacer sus hornos en terrenos comunales, generalmente al lado de algún camino.

Las principales partidas del gasto agrupadas son:

                 1-La mayor parte de los ingresos se gastan en salarios 64.580, mrs.(40,5%):

          - Al Médico Diego de Valencia se le pagan 36.000 mrs. de dos tercios del año. Al médico se le hacía un contrato anual para que curara a los enfermos de la villa y de San Agustín y Revellinos a cambio de un salario. Ese año por diferencias con los regidores lo despidieron y les reclamó el pago no realizado, lo que conllevó prisiones para los regidores y gastos de ejecución.
          -A un procurador de la Real Chancillería que tenían asalariado para que los representara en los numerosos pleitos que mantenía el concejo  10.758 mrs.
          - A los dos escribanos que contrataba  el concejo medio año cada uno, para que escribieran los acuerdos de las sesiones del regimiento 8.350 mrs.
          - Portero que también era pregonero 2.230 mrs. (incluye el coste de unos zapatos), más algunos pagos por viajes a notificar a las aldeas o con encargos del regimiento.
          - Relojero y cerrajero 2.040 mrs. más 1.156 mrs. de componer el reloj.
          -A Hernando de la Peña (no sé en que concepto) se le pagan 2.112 mrs.
          -Al bachiller Mercado como letrado del concejo para que diera su parecer sobre asuntos legales 1.500 mrs. (Hay más de 400 mrs. de pareceres de otros letrados de fuera y del pueblo).
          -A un Saludador  que venía de Toro 434 mrs., incluye el gasto de comida. (Los saludadores eran personas a las que se les suponía ciertos poderes de curar las ganados o evitar las plagas del campo, y los concejos y particulares los contrataban para el efecto)

            2-De viajes de los alcaldes, regidores, procurador y alguaciles a diversas gestiones para el concejo (este año el viaje del alcalde Pedro García a la corte que conllevó gastos por más de 25.000) 47.880 mrs. (33%)

            3- A los regidores se les pagaba 23 reales[2] a cada uno, más un premio por ir a contar el ganado y  a amojonar los términos, y se pagaba a cuenta de la villa el pecho real o impuestos del alcalde pechero y del procurador, total 8.214 mrs. (5%)

            4- Obras y trabajos de reparaciones y mantenimiento de carnicería, cárcel y ayuntamiento y de compras de papel, leña, aceite para el reloj, etc., total 8.212 mrs. (5%)

            5-De prometidos (dinero que había que pagar al que participaba en las pujas de arrendamientos sin alcanzar la adjudicación) 5.500 mrs. (3.5%)

            6-De colaciones y comidas en numerosas ocasiones: con motivo de las elecciones, de la toma de cuentas, de diversas festividades, 5.497 mrs. (3.5%)

7-De 15 sermones, misas, función de Santa Brígida y procesiones 3.939 mrs. (2.5%) (incluye un cabrito para el fraile en Pascua)

8-Pleitos 2.201 mrs. (1.5%) (a lo que habría que sumar parte de los trabajos de los escribanos son para probanzas y las colaciones con testigos favorables a las tesis del concejo)

9-Pago de repartimiento de puentes y tasas 1.932 mrs. (1%). Desde la corte llegaban periódicamente unos repartimientos que se hacían a los concejos situados en una cierta distancia a la redonda de los puentes que se construían o reparaban.

TOTAL GASTOS 161.074 MRS.
ALCANCE A FAVOR DE ALONSO DE VILLALBA DE 1.459 MRS. (déficit)

Luis de Barrio Marbán, Alº Ballesteros, Tomé Marbán, y Hernando de Movilla contradijeron la partida de los 10.758 mr que pagó al procurador de la Chancillería, Diego de Cascajares, asalariado de este concejo por no haberlo despedido en tiempo debido por estar obligados a lo despedir y piden al dicho señor corregidor  no pase en cuenta dicho capítulo y apelaban y apelaron a su señoría. El corregidor dio por buenas las cuentas y en cuanto al dicho capítulo lo reservó en sí para proveer en justicia dándole los papeles a ello tocantes.
Después los que contradijeron se apartaron y consintieron las cuentas y todos, los pasados, los presentes y el corregidor dieron por buena la dicha partida.
Luego dijeron que por quanto en esta villa se ha repartido ciertos repartimientos de puentes porque a la sazón que se mandaban pagar estos repartimientos no había propios de que se pagar, repartieron entre los vecinos desta villa e algunos se quexan diciendo se debiera pagar de los propios de ella y por ello se habían sacado ciertas prendas y porque cesen los inconvenientes que de lo suso dicho se podrían rescreçer, han tenido y tienen por bien que las dichas prendas que se sacaron de algunos particulares se vuelvan libres y sin costa y los que hubieren pagado que se les devuelva porque no sean gravados los vecinos de esta villa.
Por un error en el alcance de Alonso Manso de las alcabalas queda el alcance que se debe a Alº de Villalba en 1.253 mr que se manda a Pedro de Muélledes, su sucesor, que se le paguen.


               En el año 1576-1577 el procurador general es Pedro de Muélledes  

Las cuentas se toman en enero del 78 por el corregidor Cristóbal de Aguilar Soto, junto a los nuevos alcaldes y regidores elegidos ese mes, después de un enconado conflicto por las elecciones de junio de 1577 cuando cuando el corregidor las anuló, alegando que estaban mal hechas y destituyó a los oficiales elegidos. Eso originó un pleito ante el alcalde mayor del Adelantamiento de León que restableció el derecho del concejo a elegir sin la intervención del Marqués de Tábara, respetando las leyes y pragmáticas del reino.

                     CARGO:
La base de ingresos es la misma, más 30.600 de la renta de varios quiñones de tierras concejiles, que se repartieron entre los vecinos, pues el año anterior se había acordado por el regimiento Que por cada quiñón que se repartiera, el adjudicatario entregara una ochava de trigo al ayuntamiento para mejor poder asumir los gastos.
-          Veintidós cargas y media de trigo de renta de los quiñones a 40 reales la carga 36.600 mrs. (21%)
-          Tres mil cabezas de ganado de verano a 12 mrs, 36.000 mrs. (20.7 %)
-          Tres mil de invierno a 22 mrs, 66.000 mrs. (38%)
-          Lucas Fdez, carnicero 4.000 mrs. (2,3%)
-          El abacero de renta 3.000 mrs. (1.7%)
-          De Robledo, receptor de las penas del campo 27.000 mrs. (15.5%)
-          Condenaciones de los alcaldes y del corregidor para gastos de concejo, 768 mrs. 


                                             Ingresos 173.368 mrs.

(En las cuentas ponen de ingresos sólo 167.771 mrs. con un desfase entre lo real y lo que se tiene en cuenta de 5.597 mrs., una cantidad considerable para pasar desapercibida y que quedarían en poder del procurador)

Los gastos que se descargan son los siguientes:

1- En el capítulo de salarios se gastan 60.413 mrs. (34.8%):
          -Ese año se arrastraba el problema con el médico que habían despedido al licenciado Valencia y estuvieron gran parte del año buscando otro médico, lo que ocasionó muchos costes en viajes para buscar, y en pagos a médicos que venían esporádicamente a visitar al pueblo 3.241 Tuvieron que hacer efectivos los 36.000 que adeudaban al licenciado Valencia y costas de ejecución  
En total suman 39.241 (No incluyo los viajes directamente relacionados con la contratación de un médico que ascendieron a 7.723).
         -Figuran 10.000 de salario del boticario que no estaban el año anterior más 1735 de un boticario que vino de Valladolid.
Total 11.735
         - Al escribano le pagan en salario 4000. Más gastan de trabajos extraordinarios para hacer otras escrituras que no fueran los acuerdos de regimiento 884.
Total 4.884.
         - Portero y alguacil 2.700.
         - Saludador 1.120 de salario, más gastos de manutención y viajes de tres o cuatro veces que vino a saludar, una por Santa Ana y otra por San Martín.
Total 1.853
        No hay letrado ni procurador asalariados, si se anota una partida de  1.836 a Sebastián del Moral, de Valladolid, que puede corresponder a un procurador no asalariado que no incluyo en este capítulo.

2- De viajes de regidores, procurador y alguaciles para asuntos municipales 
17.683 mrs. (10.1%)

           3- Arreglos de caminos, limpieza de lagunas y fuentes, obras en la cárcel y casa de ayuntamiento, y compras de materiales para arreglos.
16.862 mrs. (9.7%)

          4- Pago de los puentes de Cebrones, Briviesca, Segovia, Toledo y Madrid 
12.478 mrs. (7,5%)

          5- Ese año hubo administración directa de las las alcabalas por "el diez, uno", es decir por el 10% de todas las ventas,  porque no se quiso encabezar el concejo lo que ocasionó unos gastos de
12.090 mrs. (7%)

             6 - De colaciones y comidas
9.511 mrs. (5.5%).

 7 - Sermones, misas y procesiones, los gastos de disparan, pues incluyen 3400 que pagan al padre Zamora un famoso predicador por los sermones de la cuaresma, además de los gastos del predicador de Semana Santa, incluido un cabrito y una carga de calabacete en Pascua 
8.456mrs. (4.8%)

             8 - De pleitos principalmente por las elecciones de los alcaldes y regidores  en el Adelantamiento de León que tuvo lugar ese año entre el corregidor y los alcaldes elegidos.
6.489 mrs. (3.7%)

             9 - De un regalo a "su señoría", el marqués de Tábara, en una visita que hizo a la villa por lo que hicieron fiestas, posiblemente para calmar los encendidos ánimos de los vecinos contra la intromisión del poder señorial en las elecciones y porque había solicitado dinero a préstamo a los vecinos.
5.185 mrs. (3%)

10 -  Pago de salario a los regidores y procurador y tributos del alcalde pechero 
4.720 mrs. (2.7%)

ALCANCE A FAVOR DEL CONCEJO  2.776 mrs. (El superávit habría sido en realidad de 8.373 mrs. casi un 5%, y se nota los ingresos procedentes de la renta de los quiñones de tierras concejiles)


 Las cuentas que Se tomaron a Francisco Rodríguez, procurador general desde principios del año 1578 hasta San Juan de ese año. 

Como solo ejerció medio año, los ingresos son la mitad más o menos.

                                   CARGO:

- Pasto de 3.000 cabezas de ganado de invierno a 22 mrs, 66.000 mrs. (80%)
- Alcance a su antecesor (superávit de año anterior) 2.776 mrs. (3,3%)
- De Luis de Robledo, receptor de penas del campo 10.153 mrs (12%)
- Alquiler de la casa del abacero 3.000 mrs (3,6%)
-Condenaciones 747 mrs.(1%)

                                                Total Ingresos 82.676 mrs.




Los gastos del medio año desde enero de 1578 hasta San Juan de ese año fueron los siguientes:
1- Salarios 45.089 mrs (54,5%), pues la mayor parte de los pagos anuales se hacen en ese medio año
                 -Médico 28.000 de dos tercios del año más 3.876 de tres cargas de trigo
                 -Boticario 6.000
                 -Escribano 2500
                 -Cerrajero 1020
                 -Portero 1500
                 -Andador 1785
                 -Cubero, de Villanueva la Seca,  por aforar el vino,272 más 136 de comer.

2- Gastos de administración de las alcabalas, pues seguían sin estar encabezados con lo que tenía que cobrarse al "diez uno", hacer padrones, viajes a Zamora, regalos para el administrador de la provincia, etc. 12.847 mrs. (15.5%)

3- Sermones, procesiones a las ermitas de Villarigo y de Falornia para implorar agua, y otras funciones religiosas, incluyendo las colaciones a los clérigos participantes, y una partida para los frailes de San Francisco de Benavente de 3400 no pone en qué concepto: 10.585 mrs. (12.8%)

4 Salarios y pagos a los alcaldes y regidores por asistencia a tomar cuentas, amojonar y sesiones: 4.234 mrs. (5,1%)

5- Viajes 3.111 mrs. (3,7%)

6-Comidas 2.150 mrs (2,6 %) no incluyes las ofrecidas a los clérigos en las procesiones

7- Puentes, en este año sólo el de Villamiel 1.800 (2,1%)

8- Pleitos y pareceres de letrados  1.484 mrs. (1.8%)

9-Arreglos y material fungible: leña, papel, etc 854 (1%)



ALCANCE A FAVOR DEL CONCEJO 1068 mrs. (superávit)
                                 

3 comentarios:

  1. Suponía que para mantenimiento de puentes con el pontazgo era suficiente, quizás esas cantidades asignadas eran para ayudar a la construcción de los mismos.Documentación muy interesante que nos acerca al día a día tan ajena a lo que se denomina historia con mayúsculas. Gracias de nuevo Elias. Muy gráfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, creo que era para la construcción de nuevos puentes o grandes reparaciones. El coste lo repartían entre los pueblos situados ciertas leguas a la redonda, más distante cuanto más importante era el puente. Así el coste no lo asumía la administración central, que destinaba el dinero de los impuestos ordinarios y muchos extraordinarios en los gastos militares, siendo cada vez mayores hasta que arruinaron a Castilla.

      Eliminar
  2. Si, tienes razón.La política matrimonial de "sus católicas Majestades" y el consiguiente imperialismo de los Austrias diezmaron Castilla tanto en recursos como en población. Hoy aún se paga aquello.

    ResponderEliminar

Siempre son de agradecer los comentarios, críticas y aportaciones para mejorar el blog