domingo, 17 de julio de 2016

Noticias de los judíos en Villafáfila

La presencia de comunidades judìas en las villas y ciudades de Tierra de Campos durante la Edad Media es  bien conocida; existìan juderías importantes en Mayorga, Benavente, Villalpando, etc.

En Villafàfila tenemos algunas referencias de la presencia de los judíos antes de su expulsión en 1492 y muy pocas de cristianos nuevos.

Por la documentación de diferentes monasterios conocemos la presencia de un merino judío llamado Abraham, que aparece citado como tal o como "villico" desde 1177 hasta 1201. El merino era el representante del señorío, en este caso del rey en el pueblo, encargado de cobrar sus rentas y en muchos casos de ejercer justicia, por lo que Abraham debìa de gozar de la confianza de la corte y de tener en la villa una situaciòn de cierto privilegio.

Otra referencia indirecta de esta època es la venta en Muélledes, aldea situada entre Villarrín y Villafáfila de una salina en 1183 " que fuit de Sol Daniele " antropònimo que parece denotar un caràcter judío, y entre los
 confirmantes  del documento figuran Salomon, Michael Meimon y don Simón, nombres todos ellos que parecen judìos.
La presencia de judìos en la Baja Edad Media también està documentada. Algunos tenìan relaciòn con el arrendamiento de las salinas, asì de 1455 a 1460 estàn arrendadas  a Benjamìn Odara, judìo de Torrelobatòn.

Reparto del servicio de los judíos de 1489

En los repartimientos del servicio a los judìos entre 1472 y 1492 los de Villafàfila eran pocos vecinos y no forman aljama sino que se les reparte en conjunto con la juderìa de Benavente y los judios de Alija y Castrocalbòn .
Por la contribución del año 1489 pagan 17.100 mrs. por lo que parece que no fueran muy  numerosos en contraste con las pujantes aljamas de Mayorga que contribuye con 42.800, o la de Villalpando con los judíos de Cabreros del Monte con 46.030, y más en consonancia con la judería de Valderas y los de Villalobos y Barcial de la Loma que pagan 17480, y los judíos de Castroverde 7280 mrs.


Poca noticia tenemos de las actividades de los judìos que vivìan en Villafàfila, salvo la indirecta de 1492 cuando Garcìa de Matanza, vecino de Burgos, solicita y obtiene de los reyes una provisiòn para que Amez y Volante, judios de Villafàfila, le paguen las deudas que le tienen contraídas por el adelanto de dinero para la compra de lana, de lo que deducimos su dedicación al trato de lanas y probablemente ganados "Amez y Volante, su suegro, judíos, vesinos de Villafáfila, diz que le deben otros veynte y çinco mill mrs...e otros judíos de las dichas villas de Valderas, Villalpanso y Villafáfila".


Provisión de los Reyes Católicos para que ciertos judíos de Villafáfila 
paguen las deudas y obligaciones antes de dejar los reinos

La salida de los judíos de los reinos de Castilla por el decreto de expulsión de 1492 dejó una honda hella en la memoria,  pues a ella se refieren al tiempo, antes o después  "que marcharon los judíos" muchos años después los testigos que quieren reseñar acontecimientos de finales del siglo,

Al paso por Villafáfila de los judíos de Villalpando cuando de dirigían camino de su exilio portugués fueron acuchilladas unas mulas de las que llevaban, no sabemos si por saña o con intención de robarles sus pertenencias.

La expulsión de los judíos,junto con la prohibición de de sacar joyas, dinero u otros objetos valiosos,debió de propiciar el tráfico clandestino de capitales hacia Portugal a donde se dirigieron la mayoría de los judíos de estas comarcas. Y en este tráfico participaron según Tarsicio de Azcona los nobles como don Enrique Enríquez comendador de Castrotorafe, y sus hermanos Alonso y Juan Enríquez, señores de las comarcas fronterizas entre Zamora y Portugal, así como don Pedro Pimentel, cuñado de los mismos, y señor de Tábara y ocupante del señorío de Villafáfila, que pertenecía a la Orden de Santiago..
Al final de las actas de la visitación de los visitadores de la Orden a Villafáfila en 1494  figura la noticia de un episodio ocurrido en 1492  
Otrosy fuimos informados de un honbre vesino de la villa que se llama Alonso de Barrio, al qual tomamos juramento y juro en la forma debida, que, iendo él e Gomes Suares e Alonso Gorjón por el monte de Villarrín, aldea del Marqués de Astorga, puede aver dos años poco más o menos, hallaron dos costales liados, en uno avia çiertas taças de plata e tres taçones de plata e un jarro e un candelero grande y pesaban diez e seys marcos e çinco sortijas de oro e ocho bordaduras de plata e dos capillas de capotes de reales e más dos almorçadas de reales e dos pieças de oro y ocho taxillos de plata e un cinto de hilo de plata, y en otro corales y otras menudencias y una caja de aljófar y un bulto de aljófar y que los corales era gran cantidad, que valdria mas de dosçientos mill mrs., y que se lo descubrieron a un su amigo y que se lo dixo a Robles el viejo, criado del conde, el qual que lo quiso tomar, e que Gomes Suares, su conpañero, se quiso matar con ellos e que luego el dicho Alonso de Barrio tomo una arca en que lo habian echado y, por la salvarla, puso en unas casas derribadas que son a San Martín, e que salvaron la dicha arca e que la pusieron en casa de Pedro Garçon el viejo, e que Pedro González escudero, vesino de Villafáfila,entró donde estaba el arca y la tomó y la metió en casa de Alonso Habaçero y que alli la desçerrajaron con un puñal e hizo della lo que quiso, y que agora dize el dicho Pedro Gonzáles que se lo tomó el dicho don Pedro Pimentel, pero que juraria a Dios este testigo, que lo más le quedó al dicho Pº González, e que sobre este caso lo tovo preso a este dicho Alonso de Barrio el alcaide de la fortaleza y que teme de don Pedro que lo mandara ahorcar si supiese que esto oviese dicho”( OO.MM. Lib.1090 ). El sigilo podía estar motivado por las grandes multas que los reyes impusieron a los que participaban en ese tráfico, como fue el caso de don Enrique Enríquez, cuya multa ascendió a 320.000 mrs (Azcona 257).

Expulsión de los judíos de Sevilla, de Joaquín Turina

Las noticias que con posterioridad a la expulsión tenemos de los conversos o cristianos nuevos son muy pocas. Una es de 1519 cuando el concejo pretende comprar unas casas céntricas para construir el ayuntamiento:
"sobre çiertas casa de ayuntamiento e carçel que el conçejo quiere hazer e sobre çiertos suelos de casa que un crisptiano nuevo que se llama Fco Aries tiene junto con otros suelos del dicho conçejo".
Sabemos que Francisco y su mujer fallecieron en Villafáfila y fueron enterrados en la iglesia de San Martín, en sitio privilegiado, junto al mármol de la iglesia, donde su hija, Mencía Arias, mujer de Juan de Valencia, vecinos de la Bañeza, fundó un aniversario del Cabildo Eclesiástico. 
Mencía gozaba de una buena posición económica, pues a su muerte acaecida en 1580, dejó por heredero a su marido por un montante de mas de 15.000 ducados para que a su muerte fundada una memoria de huérfanas, a las que serían llamadas entre otras, las hijas de su sobrina Francisca Arias.

Ya publiqué en este mismo blog una entrada sobre el médico de origen judío Diego de Valencia y su familia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre son de agradecer los comentarios, críticas y aportaciones para mejorar el blog