jueves, 7 de agosto de 2014

La muerte del médico don Lucas, un asesinato político

FOTOS CON HISTORIA 4

Don Lucas, el médico asesinado.

Lucas Alonso Trabadillo 1853-1891


Volviendo a los recuerdos infantiles, y a los relatos de mi abuela Cirila. Varias veces me contó una historia que le había contado su padre, que era primo carnal de don Lucas, el abuelo de las Trabadillas, a quien  habían matado una noche que lo sacaron de casa con la excusa de  asistir a un enfermo, pues ejercía en la villa como médico libre. No he conseguido la documentación del sumario y posterior juicio oral que conllevaría el asesinato, pero ella me contaba que lo habían llevado por las calles del pueblo varias personas amparados por la oscuridad de una noche de invierno, cuando no había luces por la calle. Había pasado por delante de casa de algunos familiares y no había llamado ni pedido auxilio. Después de un tiempo le habían pegado un tiro al empezar la calle Rejadorada, detrás del actual frontón y lo habían dejado tirado en una laguna que se hacía allí en invierno. Por la mañana lo había visto María del Teso, Marión, que vivía cerca, y todavía con vida lo llevaron a casa y, a duras penas, cuando le preguntaban que qué le había pasado acertaba a decir: “unos muchachos, unos muchachos”.

En el libro del Registro Civil, correspondiente a ese año se anota:

En Villafáfila … siendo las nueve de la mañana del día dos de febrero actual ante el señor don Modesto Gago, juez municipal de la expresada villa y ante Florencio Rodríguez, secretario habilitado, según comunicación del Sr Juez de Instrucción del partido manifestando que D. Lucas Alonso, natural de esta villa, con domicilio en la misma, calle de Rejadorada nº 47, de treinta y ocho años de edad, casado, falleció en su referido domicilio a consecuencia de una lesión de arma de fuego recibida en la cabeza, que produjo la congestión apoplética y compresión cerebral consiguiente, a las once de la mañana del día de ayer.
En vista de esta manifestación del Juzgado de Instrucción y certificación facultativa presentada, el señor fiscal municipal dispuso que se extendiese la presente acta consignándose en ella las circunstancias siguientes:
Que el expresado finado se hallaba casado en el acto de su fallecimiento con doña Braulia Gago Costilla, natural de esta villa, mayor de edad, de oficio propio de su sexo con domicilio en este mismo pueblo en el que falleció su referido esposo, de cuyo matrimonio han tenido un hijo llamado Dolores, menor de edad y vive en compañía de su madre,
Que era hijo legítimo de D.Andrés Alonso Concejo y de Dª Mariquita Trabadillo, naturales y vecinos de esta villa, y difuntos en la misma.
Fueron testigos presenciales Saturnino Fernández y Demetrio Zamorano, naturales y vecinos de esta villa, casados y mayores de edad, de oficio el primero sastre y el segundo labrador.

 Casa donde murió don Lucas

Las pesquisas llevaron a la detención de algunos sospechosos, a los que llevaron a pie a Villalpando por la Guardia Civil (decía mi abuela que a vergajazos). No llegué a saber los móviles del crimen, aunque se decía que los autores habían sido inducidos era por motivaciones políticas de luchas partidarias, pues don Lucas pertenecía a la familia de los Trabadillos, que encabezaban a los liberales de la villa, o por motivos de de competencia profesional. 


 
Los condenados por el homicidio

Entre la documentación conservada en el A.H.P. de Zamora se conserva  la sentencia que transcribo:

"Doy fe que en este juzgado y procedente de la Audiencia Provincial de Zamora y de causa criminal seguida contra León Costilla Alonso, hijo de Ángel y Escolástica, natural y vecino de Villafáfila, casado, labrador y propietario, de 34 años de edad, Manuel Costilla Gómez, hijo de Crisógono y Manuela, natural de Otero de Sariegos, vecino de Villafáfila, soltero, labrador, de 20 años de edad, Sisto Balverde Rodríguez, hijo de León y Basilisa, natural y vecino de Villafáfila, casado, jornalero de 36 años de edad, y Esteban del Teso Gutiérrez, hijo de Ruperto y Josefa,  natural y vecino de Villafáfila, casado, labrador de 44 años de edad, y otros tres más sobre los que se sobreseyó libremente, se ha recibido en este juzgado la parte dispositiva de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Zamora con fecha 24 de octubre de 1892, en indicada causa sustanciado contra los expresados sugetos sobre homicidio en la persona del médico Don Lucas Alonso Trabadillo, que dice así:
FALLAMOS que debemos condenar y condenamos en virtud del veredicto de culpabilidad que el jurado ha pronunciado a los procesados León Costilla Alonso, Manuel Costilla Gómez, Sisto Balverde Rodríguez y Esteban del Teso Gutiérrez como autores del delito consumado de homicidio, objeto de la acusación con la circunstancia agravante común de abuso de superioridad y particular de reincidencia respecto al Sisto, a la pena de 17 años, 4 meses y un día de reclusión temporal, inhabilitación absoluta también temporal durante el tiempo de las condenas; a que indemnicen a la viuda del interfecto Doña Braulia Gago Costilla y a sus dos hijas menores la cantidad de 5.000 pesetas, siendo responsables entre sí los cuatro por las costas respectivas solidariamente y al pago de las cuatro séptimas partes de las costas no declaradas de oficio en proporción igual, no habiendo lugar a las pretensiones de la acusación pribada y la defensa en cuanto al aumento o disminución del importe, ni tampoco al abono de la mitad del tiempo de la prisión provisional por estar los procesados excluidos de su beneficio"

Sentencia condenatoria

En los hechos probados se determina que los cuatro autores la noche del 30 de enero, cuando iba solo por la calle de Zamora, dispararon sus pistolas y revólver sobre don Lucas sin poder determinar de quiere era quien acertó con el disparo, sin darle tiempo a repararse para la defensa, falleciendo en la mañana del 1 de febrero. No se puede demostrar que estuviera con la cabeza y el cuerpo inclinados hacia abajo cuando le dispararon, como pedía la acusación, rechazando la calificación como asesinato.
La defensa de los acusados había alegado que los hechos se habían producido sin orden ni concierto de manera confusa y tumultuaria debido a que don Lucas y otra persona desconocida que le acompañaba habían llegado a la casa de Rogelio del Río, donde se celebraba un mitín electoral y habían amenazado con pegar tiros a unos jóvenes. En la refriega habría disparado el de la escopeta un tiro al teniente de alcalde León Costilla y a su sobrino Manuel Costilla, resultando ambos heridos. El jurado no admite estos hechos como ciertos.
Se tiene en cuenta que el lugar donde ocurrieron los hechos integraba el distrito que como teniente de alcalde tenía asignado León Costila, y que los otros habían acudido a su llamamiento como autoridad y Manuel Costilla como su sobrino.
Se deduce testimonio contra los testigos Pío Costilla, hermano y sobrino de los acusados, y Macario del Pozo Valverde por considerar que no han dicho la verdad en el juicio.
La indemnización de 5000 pesetas fijada a la viuda y las hijas es el doble de la solicitada por el fiscal, en atención a "la profesión de médico-cirujano que el interfecto ejercía, a su posición social, y al desamparo en que por su muerte queda la viuda y dos niñas de corta edad".
Mandan destruir las pistolas y devolver las ropas del finado a su viuda.


El ambiente político del pueblo los meses anteriores estaba muy alterado por las diferencias entre los dos partidos turnantes, el Liberal encabezado por Sagasta y el Conservador por Cánovas del Castillo. Tras detentar varios años los cargos del ayuntamiento el Partido Liberal, el año 1890 el ayuntamiento estaba en poder del Partido Conservador. El alcalde era don Sofronio Ruiz Atienza, el teniente de alcalde León Costilla Alonso, concejales Ventura Casado Zamorano, Balbino Gutiérrez Zamorano, Juan del Río Enríquez, Marcelino de León, José María Durantes y Felipe Fidalgo.

En junio de ese año se aprobó la modificación de la Ley Electoral y se extendió el sufragio a todos los varones, pues antes estaba restringido a un nivel de contribución o formación. Por lo tanto las nuevas elecciones municipales se convocaron para mayo de 1891 con un censo mucho más amplio que las anteriores, y en ellas podrían votar no sólo los ricos que pagaban más contribución, sino los varones mayores de 25 años.



El 7 de diciembre de 1890 se celebraban elecciones a diputados provinciales, y don Lucas Alonso y Martín Miranda Calzada requieren al notario de Villafáfila para levantar acta de ciertas irregularidades en las votaciones. Presidía la mesa el alcalde y actuaban como interventores Tomás Miranda, Luis Trabadillo, Daniel de Prado, Secundino Costilla, Esteban del Teso y Prudencio Pascual. Se encontró "con un frasco grande de cristal a modo de urna, con la tapa algo mellada, tinta desparramada" y se estaba produciendo una discusión a voces sobre si el presidente había cambiado una papeleta de votación de Andrés Orduña.
El alcalde y teniente León Costilla, pedían orden y que dejaran la puerta libre, negándoles la palabra a los requirientes, imponiendo multas a varios electores presentes, y poniendo a don Lucas a disposición de la autoridad judicial.

En este ambiente caldeado, en sesión celebrada en 27 de diciembre la Junta Municipal formada por el Ayuntamiento y nueve contribuyentes designados por sorteo anuncian las vacantes de las plazas de médico-cirujano y farmacéutico titulares que asistirían a las cien familias pobres de la villa por 750 y 375 pesetas respectivamente. Ambas eran desempeñadas con carácter interino por don Emilio de la Granja y don Martino del Río y dependían para su nombramiento y remuneración de los ayuntamientos, por lo que podían estar sujetas a los vaivenes políticos.
Se anunciaron públicamente por edictos y anuncio en el boletín de la provincia.
El 29 de enero se adjudicaron las plazas por tiempo de 12 años a los mismos, con abstención por parentesco en el caso de don Martino de los concejales León Costilla, Juan del Río y José María Durantes; y del alcalde en el caso de don Emilio, pues el año anterior se había casado con su hija. Se opusieron al nombramiento del médico, José María Durantes y Felipe Fidalgo.
No sabremos si este nombramiento provocó protestas por parte de don Lucas, o anuncios de que si ganaban las elecciones de mayo revocarían el acuerdo, pero el caso es que el 30 de enero por la noche fue cuando ocurrió el tiroteo.
Don Lucas Alonso

Lucas ALONSO TRABADILLO era hijo de Andrés Alonso Concejo (1820-1889), un labrador de mediana hacienda, emparentado con las familias Montero, Orduña y Vicente; y de María Trabadillo Fernández (1823-1886) de una familia de juristas, su padre Segundo Trabadillo había sido abogado, y sus hermanos Marcelino, era relator en Madrid, Tirso, juez, Victorino, capitán y Gabriel hacendado.
Tuvo varias hermanas:
Felisa Bárbara n. 1847, se casó en 1874 con Teodorico Altés, padres de una saga ligada al periódico el Norte de Castilla de Valladolid.
Josefa n. 1856, soltera, vivió con su hermana María, conocidas como las Andresotas, por ser hijas de Andrés y ser altas, en la casa que construyó su padre en la Calle de La Botica, donde actualmente viven los hermanos Gómez Trabadillo. Murió de vieja en en 1947 a los 90 años.
Venancia n. 1858, murió soltera a los 29 años en 1887.
Tirso fue el primero en nacer en la casa nueva en 1861 y falleció a los 20 años en 1881.
María, la pequeña n. 1863 se casó a los pocos meses de la muerte de su hermano con el médico que vino a sustituirle, D. Jacinto Fadón.  Después de enviudar en 1910 vivió en el domicilio familiar hasta que ya de muy vieja la llevaron los sobrinos de Valladolid donde murió.


Don Lucas de joven


Lucas había nacido en San Salvador 1853, debió de estudiar la carrera en Salamanca. En el curso 1877-78 hace un curso preparatorio en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid, y el curso siguiente es alumno de doctorado en la Facultad de Farmacia, pero ya por entonces era licenciado en Medicina.
En el sorteo de quintos salió como soldado pero su padre pagó la cantidad determinada por el gobierno para librarlo.
Se casó en la iglesia de San Pedro en 1884 con Braulia Gago Costilla (1849-1936), hija de don Francisco Gago y doña Gregoria Costilla, la Mayorazga. 

Al año siguiente bautizan a su primer hijo con el nombre de Andrés como su abuelo. En 1886 nació una niña bautizada com Julia. Ambos mueren en 1887, fruto de la alta mortalidad infantil de la época.
En 1889 bautizan a Dolores Alonso Gago que es la única descendiente que deja, que se casó con Gabriel Trabadillo y fue la madre de María Luisa, Trini, Marcelino y Lola Trabadillo Alonso.

En 1886 había muerto su madre, al año siguiente su padre y en 1890 su suegro.

Braulia estaba embarazada cuando mataron a su marido y dio a luz una niña que bautizó con el nombre de Emilia como su tía.  La hija póstuma falleció a los cinco años. Doña Braulia permaneció viuda durante más de 45 años, hasta su muerte al poco de iniciarse la Guerra Civil.


Enseguida el clan de los Trabadillo con los otros familiares de Lucas, todos ellos conformaban la clientela del Partido Liberal en Villafáfila, contratan para que ejerciera como libre a otro médico, Jacinto Fadón Escaleno, de 34 años, médico de Argujillo, hijo de María, de Bermillo, y bautizado en la Antigua de Valladolid, (creo que tendría que ser hijo de alguien importante porque no era normal que un hijo de soltera en aquella época estudiara la carrera de Medicina). En 1891 se casa con María Alonso Trabadillo, hermana de don Lucas y ejerció en Villafáfila hasta su fallecimiento en 1910.


D.Jacinto Fadón, médico desde 1891-1910

1 comentario:

  1. Hola, he creado un foro dedicado a Villafáfila. Espero que sirva para tratar temas del pueblo:
    http://es.foroforum.com/villafáfila

    ResponderEliminar

Siempre son de agradecer los comentarios, críticas y aportaciones para mejorar el blog